¿Por qué nuestros pies están débiles?

Esta afirmación se puede resumir en pocas palabras: porque usamos calzado. Y para concretar más en el mundo deportivo, porque usamos zapatillas tradicionales. Y con tradicionales no quiero expresar que llevan con nosotros toda la vida, al contrario, me refiero a las zapatillas deportivas que sólo llevan 40 años, pero se han extendido de tal manera, que las vemos como algún común, tradicional. En realidad son las zapatillas amortiguadas que encontramos en cualquier tienda de deporte. Entremos en detalle.

Pies debiles

Nuestros Arcos están dormidos

Las zapatillas tradicionales o con amortiguación suelen incorporar soporte para el arco plantar, evitando que trabajen los fuertes arcos del pie. Al apoyar sobre el soporte del arco de las zapatillas, se anula los grandes amortiguadores y estabilizadores con los que la naturaleza nos ha premiado y reducimos esta maravillosa estructura al abandono.

Perdimos flexibilidad

La extrema flexibilidad del pie han sido eliminada por el uso de suelas rígidas y zapatillas con sistemas de control del movimiento. Nuestros pies evolucionaron para doblarse y flexionarse en todas direcciones: adelante, atrás y a los lados. Esto nos permite usar el pie como un resorte, a la vez que reduce los impactos y se adapta al terreno.

El uso del calzado sobreprotector impide al pie moverse, provoca la pérdida de la flexibilidad y con ella la gran capacidad de adaptación del pie en función de las circunstancias del terreno. Para que el pie pueda bascular, equilibrarse y compartir cargas necesita de su mayor virtud, la flexibilidad.

pies con soporte de arco

Nuestro tendón de Aquiles y pantorrillas se han debilitado y acortado

¿Alguna vez comprobaste el drop o tacón de tu zapato? Lo más probable es que posea un drop superior a 8 mm o un tacón de 2,5 cm. o mayor. Pero no pienses que estoy hablando de los zapatos de vestir, sino de las zapatillas que utilizas para correr.
Supuestamente los tacones ayudan a proteger al pie al aportar una amortiguación extra. Pero lo que realmente hace es limitar los movimientos del pie, disminuyendo su dorsiflexión. Nuestros cuerpos se adaptan al drop de las zapatillas acortando los músculos de las pantorrillas y disminuyendo la flexibilidad del tendón de Aquiles. Por otra parte, los Aquiles prácticamente no trabajan al usar zapatillas con tacón.
Si taloneamos el tendón de Aquiles pierde su capacidad, y eso que fueron diseñados por la evolución para soportar cargas de hasta 2 toneladas. Pero en una moderna zapatilla que promueve el taloneo no ejercen su función, es decir, no trabajan. Al correr descalzos o con zapatillas minimalistas puras, la pisada se vuelve más natural, y eso significa (en la mayoría de los casos) aterrizar sobre el antepié, cargándose los aquiles y los gemelos como si fuera un resorte. Es lo que se conoce como recuperación de la energía elástica.

pies debiles drop o talon zapatillas

Los dedos de los pies se han vuelto increíblemente débiles

¿Sabías que de 19 músculos y tendones de nuestros pies, 18 conectan con los dedos? La madre Naturaleza no hubiera hecho esto si no hubiesen sido vitales. Desafortunadamente nuestros pobres dedos han estado dormidos por años. Mira tus zapatillas actuales. Fíjate cuán separada del suelo está la puntera. Eso se llama ‘toe spring’ (NT: resorte de dedos). Los fabricantes de zapatillas lo agregaron para ayudar al pie a rotar con mayor facilidad. Ahora mira tu pie ¿están tus dedos hacia arriba y separados del suelo? ¡Qué vá! Con nuestros dedos nos apoyamos, sujetamos y además tensamos el arco del pie. Unos dedos fuertes (y los músculos que los soportan) son esenciales para la pisada y para tener unos pies saludables. Cuando tienes dedos fuertes, tienes un pie fuerte. Pero en un calzado con puntera elevada no hay forma de que nuestros pies se expandan, apoyen para dar soporte o sientan el suelo. Esto atrofia todos los músculos que los soportan haciéndolos increíblemente débiles.

2 Comentarios

  1. Buenas, enhorabuena por el artículo, lo encuentro muy interesante.
    Yo llevo 1 año con una fascitis que me está volviendo loco y hace dos meses que he empezado a hacer ejercicios de pies y andar descalzo por casa (aún no me atrevo con zapatillas minimalistas.
    Tengo una pregunta al respecto. ¿Cuánto tiempo se puede tardar en (empezar a) devolver las funciones de nuestros pies? He sido portador de plantillas durante 15 años y me gustaría hacer un cambio radical en mi vida.
    Saludos y gracias

  2. Fescidiado, responder a tu pregunta con los datos que aportas es muy complicado.
    Tenemos recursos propios y naturales para asumir todas las funciones del pie, que son muchas. Tras 15 años con plantillas y ,seguramente, toda tu vida con calzado sobre protector es evidente que gran parte fe estas estructuras estén debilitadas, atrofiadas e incluso dañadas.
    El tiempo de recuperación vendrá determinado por el grado de debilidad al que hayan llegado tus pies, la cantidad y, sobre todo, la calidad de trabajo que hagas.
    Deberías tener en cuenta que para recuperar una fascitis no solo has de trabajar los pies, recuperar la flexibilidad de toda la cadena extensora es fundamental. Soleos, gemelos, isquios, glúteos, lumbares, dorsales ……todos tienen mucho que ver con ello.
    Lo ideal es que te vea un buen profesional, te valore funcionalmente y te programe un plan de recuperación personalizada.
    Haciendolo bien las mejoras llegaran pronto, muy pronto, pero para recuperar por completo adaptaciones tan veteranas hay que invertir tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here