• RSS
  • Youtube
  • Twitter
  • Facebook

EVALUACIÓN SEGÚN CRITERIOS MINIMALISTAS

ANÁLISIS

VFF Bikila con más de 1.000 km

VFF Bikila con más de 1.000 km

Como casi cualquier corredor minimalista, siempre ando buscando el calzado perfecto. Para mí es aquel que me permita tener las mismas sensaciones que cuando voy descalzo pero con las ventajas de protección del calzado. No es una búsqueda fácil, ya que es casi imposible encontrar zapatillas específicas en las tiendas habituales, lo que impide probarlas antes de comprar y hay que dedicarse a buscar por internet. Ya sabemos lo que esto supone: leer montones de reviews y consultas en distintos foros, intentando asegurar que la elección va a ser la correcta.

Después de llevar ya bastante tiempo en este mundillo, al final decidí que debía probar las más famosas, las Vibram Five Fingers (VFF). Me decanté por el modelo Bikila y conseguí que me las enviaran de USA, ya que por entonces aún no se vendían en Europa. Ahora hace de eso poco más de un año, y estas Bikila han acumulado más de 1.000Km por distintos tipos de terreno. Seguro que aún les voy a hacer unos cuantos más, pero mientras tanto no estaría mal hacer un resumen con mis experiencias.

Primeras impresiones

La primera impresión que me produjeron fue la de un calzado muy bien hecho y de buena calidad, construído con sumo cuidado. La segunda impresión fue que necesitaba una eternidad para ponérmelas correctamente… bueno, al final no fue para tanto. Con un poco de práctica acaban colocándose prácticamente solas. Debido a su upper elástico y al cierre con velcro ajustan bastante bien, y una vez puestas no se mueven en absoluto, comportándose realmente como una segunda piel.

La tercera impresión fue… la vergüenza al salir a la calle. Pero la verdad es que el mejor antídoto contra esa vergüenza es estar seguro de lo que se hace. Como dice el refrán, ande yo caliente… pues eso.

La primera salida que hice con ellas fue de 12 km por una mezcla de caminos de tierra y asfalto. El resultado: cómodas y sin rozaduras de ningún tipo. Sensación de libertad. Lo mejor: que por fin podía correr sin llevar los dedos de los pies machacados dentro de una zapatilla.

Durante el tiempo que llevo como corredor minimalista he aprendido la importancia de que el pie tenga espacio suficiente para expandirse durante el contacto con el suelo. Evita posibles metatarsalgias y otras molestias y además ayuda a absorber mejor los impactos. Para ello son necesarias zapatillas anchas en la zona de los dedos. El problema de las zapatillas anchas en la zona del antepie es que si son demasiado anchas, el pie se mueve dentro de la zapatillas, pudiendo producir ampollas y ‘recalentamientos’ de la planta del pie. Pero claro, si ya es difícil lograr una zapatilla que ajuste bien de largo, conseguir una que ajuste bien de largo y de ancho a la vez es una tarea bastante complicada. Pero con las VFF no existe este problema. Aparte de su diseño que de por sí permite que el antepie se expanda, al ir sujetas tanto al talón como a los dedos es imposible que el pie se mueva dentro de la zapatillas.

A partir de entonces se convirtió en mi zapatilla casi exclusiva, tanto para entrenos como para las (pocas) carreras que hago. Para cualquier ritmo y distancia, y casi cualquier terreno.

Características

Las Bikila fueron las primeras VFF hechas específicamente para correr, y en su día eran las que tenían materiales de mayor calidad. Esto se nota en la suavidad y comodidad del interior. El upper está diseñado de forma que se minimicen las costuras, y prácticamente todo el interior (excepto la cara del pie y la parte superior de los dedos) está cubierto de dri-lex para permitir una correcta evacuación del sudor. La suela Vibram tiene 4mm de grosor, y encima hay una entresuela de unos 3mm. El collar del tobillo está correctamente acolchado y el cierre de velcro cumple su función, aunque tal y como me ajustan, las podría llevar perfectamente sin el velcro.

Uso

VFF Bikila con más de 1.000 km

VFF Bikila con más de 1.000 km

Como comentaba, las he usado prácticamente por cualquier terreno, aunque están mucho más indicadas para los terrenos fáciles. Sus terrenos naturales son el asfalto, acera y caminos de tierra prensada. Ahí se desenvuelven perfectamente y consiguen uno de los principales cometidos de las zapatillas que quieran llamarse minimalistas: que nos olvidemos de las zapatillas. En esos terrenos su agarre es bueno, su protección más que suficiente, y la sensibilidad y libertad de los pies no se ve prácticamente mermada.

Por caminos más difíciles, con mucha piedra, se hace patente su escasa suela. Se hace obligatorio mirar por donde pisamos, acortar zancada y aumentar la cadencia: igual que cuando vas descalzo. Esto puede ser una ventaja para unos y un inconveniente para otros. Todo depende de nuestras preferencias y de lo avanzada que tengamos nuestra técnica ‘descalza’.

Con agua no hay mucho problema por asfalto y caminos sin mucho barro, salvo que se empapan enseguida. Aunque también secan rápido. Hay que llevar cuidado sobre las aceras de losa lisa, donde se vuelven un poco resbaladizas al mojarse. Sobre barro también he tenido algún problema, y es que cuando te clavas e intentas sacar el pie, el upper elástico no sujeta demasiado y si no llevas cuidado te puedes dejar la zapatilla clavada.

No resultan muy apropiadas para mucho frío, tienen un upper muy fino y al llevar los dedos separados se retiene menos calor. Aunque en todo este tiempo únicamente sentí el frío durante la salida de la MM de Santa Pola. Estábamos a 2º C con un poco de viento y se me helaron los dedos mientras esperaba. Aunque una vez empecé a correr despareció el problema. Supongo que con unos calcetines adecuados no hubiera tenido problema alguno. Para el calor no suponen ningún problema, no son calurosas y transpiran decentemente.

El único problema después de este tiempo ha sido que las costuras interiores se han endurecido, y al llevarlas para salidas largas producen molestas rozaduras. Este problema ha empezado a surgir a partir del km 800 de vida, y se soluciona fácilmente con unos calcetines de dedos o un poco de esparadrapo.

Conclusiones

Después de este tiempo, he de reconocer que por algo las VFF se consideran las reinas del minimalismo. Con más de 1.000 km siguen siendo tan cómodas como el primer día (salvo el problema de las costuras) y dan la impresión de durar otros 1.000 km como poco. En las siguientes imágenes se pueden apreciar algunos detalles del efecto del tiempo en las Bikila:

Aquí hemos visto el modelo Bikila, pero gran parte de lo expuesto se podría decir de unas Speed (con la salvedad de que su parte superior poco transpirable la hace poco recomendable para correr) o unas Bikila LS (con un cierre en cordones para pies con mucho empeine) y en definitiva creo que hay dos tipos de calzado que todo corredor ‘minimalista’ debería probar: unos huaraches y unas Five Fingers. Son distintos a todo lo demás.

Se pueden comprar en zapatillasminimalistas.com, PVP: 120,9€

PROTECCIÓN SUELA. ESPESOR FLEXIBILIDAD HORMA ANATÓMICA AMORTIGUACIÓN. ENTRESUELA REFUERZOS PESO

VALORACIÓN FINAL* = 8,6           CATEGORÍA: MINIMALISTA PURA

VALORACIÓN SUBJETIVA = 9,5

*Sobre 10 y desde el punto de vista minimalista. En el siguiente enlace podéis ver los criterios de evaluación.

14 Responses so far.

  1. Meca dice:

    Enhorabuena por esos 1000km. Los que estamos empezando con ellas nos gusta leer experiencias y sensaciones de “veteranos” con el fin de mejorar y aprender.

    Gracias por compartirlo.

    Un saludo

  2. Isidoro dice:

    Hola, desde que leí el artículo en La Verdad de Murcia estoy interesado en el tema de correr descalzo. Enhorabuena por la página web y una pregunta: ¿es posible comprar en algún sitio las VFF Bikila en Murcia?

    Gracias y saludos

  3. Nacho dice:

    Peluko enhorabuena por los 1000Km. Me surge una duda. Comentas que pudiste hacer 12Km porque ya llevabas un año en minimalista/descalzo. ¿Este es el tiempo que dura la adaptacion? ¿No debería hacer 12Km hasta un año de transcion? ¿tanto?

    Muchas gracias

    • Peluko dice:

      Hola Nacho.

      Los 12km que digo es simplemente porque es lo que me tocaba hacer ese día, en esa época ya no tenía ningún tipo de limitación salvo mi estado de forma y nivel de entrenamiento. La advertencia la puse simplemente porque hay gente que directamente deja sus Nimbus, se pone unas VFF y se tira a correr… y así acaban… Quizás no lo haya expresado bien, luego intentaré corregirlo.
      Lo normal viene siendo que la transición dure entre dos y cuatro meses hasta que se puede volver a correr las distancias habituales de forma más o menos segura.

      Hasta luego.

  4. Kikote dice:

    Buenos días,
    hace poco más de un mes que me he comprado unas NB minimalistas, y aunque son comodisimas, siempre acabo con los gemelos cargados.¿Te paso algo parecido en cuanto cambiaste de zapatos?

    • Peluko dice:

      Buenas.

      Esa molestia es bastante común entre los que empiezan en el minimalismo. Para solucionarlo es muy importante aprender a correr con las piernas muy relajadas y sin hacer lo que llamamos ‘buscar el suelo’. En los artículos de esta web podrás encontrar información sobre como hacerlo correctamente, y si aún no lo tienes claro, no dudes en pasar por el foro y preguntar por allí.

      Hasta luego.

  5. llorens dice:

    Hola yo tambien tengo unas Vff Bikila y en esto del minimalismo soy practicamente un novato. Pero tengo un problema a las 2 semanas de tenerlas tienen desgaste pronunciado en la parte externa del talon. Parece ser que sea cuando despega el pie rozo mucho por esa parte, al aterrizar no creo por que me aseguro de aterrizar la parte delantera del pie. Me gustaria saber si corrigiendo la tecnica puedo quitarme ese problema o es por que soy pronador y tengo los pies planos y es normal en mi pie.
    hasta luego.

    • Peluko dice:

      Buenas.

      La verdad es que no sé exactamente a qué podrá ser debido. Las mías no tienen ningún desgaste en el talón. ¿Las has usado mucho para andar? Quizás sea por eso. O por algún defecto de la técnica. Si la pisada la das correctamente no tiene por qué influir el que seas pronador o tengas el pie plano.

      Hasta luego.

  6. Slice dice:

    Hola,

    yo me compré las bikila, creo recordar que a primeros de mayo, en el enlace que indica Peluko. Mi transición al minimalismo fue de las newfeel many del decathlon con las que llevaba desde primeros de año. El camino hasta la adaptación a esta forma de correr se hace un poco duro, sobre todo si no tienes paciencia como ha sido mi caso, pero los resultados yo creo que son muy buenos, aunque esto es tema de otra entrada.

    Yo debo llevar más de 600 km. con las bikil y mi recorrido habitual tiene la mitad de arena, mitad asfalto y en algún punto piedras como nueces, pero como indica el artículo… pasitos cortos, mirando y si pisas una el cuerpo reacciona de inmediato.

    Estoy de acuerdo con todo lo que dice en el artículo, aunque todavía no he corrido con frío, si bien tengo algunas diferencias:

    La zapatilla izquierda, sí que está desgastada en la parte exterior del antepié como un cuadradito de 1cm, justo debajo del dedo meñique, tanto que suela negra ha desaparecido en parte, probablemente sea porque no esté corriendo exactamente como mandan los cánones y tire un poco en vez de levantar o de el paso con esa pierna un poco más largo, lo que sí es cierto es que de vez en cuando corro unos 3 km seguidos descalzo y no noto que esa parte del pie termine con rozadura.

    También las tres primeras veces tuve rozaduras en la parte interior del empeine, pero se solucionó rápidamente.

    Otra cosa que ocurre es que en la parte del talón de la zapatilla derecha, la telilla que hay a modo de plantilla se ha roto y tengo un agujero de unos 2 cm. de diámetro.

    Y por último está el olor, puf, es insoportable, yo las lavo cada dos días que corro, pero descaradamente lo tendría que hacer cada día. No se si os pasa lo mismo, la verdad es que no he probado a echarme nada en los pies tipo peusek o algo así, lo intentaré a ver, pero la verdad es que desprenden un tufillo de cuidado.

    Un saludo.

  7. zahorin dice:

    ¿Qué diferencia sustancial encuentras entre estas VFF y la ultra vivobarefoot?
    Es que dudo entre ambas, para empezar el minimalismo.
    Gracias

    • Peluko dice:

      Pues son zapatillas muy distintas. Con ambas zapatillas tus pies tienen más libertad que con unas normales, pero las sensaciones son distintas. Las VFF, por su diseño, transmiten mayor sensación de descalzo. Esto es importante, porque aunque al final sea solo eso, una sensación, realmente de sensaciones va el tema, de la capacidad de tu pie de percibir y sentir el suelo y el entorno, y transmitir esas sensaciones a tu sistema motor.
      Personalmente, si tuviera que elegir de modo excluyente entre uno de esos dos modelos, las VFF ganan por goleada.

  8. ALEJANDRO dice:

    Buenos días.

    La verdad es que desde que leí el primer artículo y vi estas zapapatillas (las vff Bikila) aluciné. Pensaba que eso de correr “descalzo” era sólo para los que tenían la suerte de vivir cerca del mar.

    Pues bien. Tengo una duda. Peso 88 Kg y soy corredor ocasional. Practico la escalada y luego suelo correr unos 40 min. A la semana haré unos 35 km. Mi pregunta es si influye el peso, ya que mis zapatillas siempre tienen una buena amortiguación.

    Muchas gracias y enhorabuena por el foro.

    • Peluko dice:

      Buenas. El peso no influye, influye la técnica. Básicamente, con la técnica adecuada, tus piernas son mucho mejor amortiguador que cualquier zapatilla. Y, irónicamente, correr con zapatillas con mucha amortiguación dificulta el aprendizaje de la técnica correcta.
      Así que son perfectamente recomendables para tí, y para cualquiera, tenga el peso que tenga. Pero eso sí, antes de usarlas hay que hacer una ‘transición’ para aprender cómo se debe correr con este tipo de calzado. Por nuestra web y nuestro foro encontrarás mucha información al respecto.

      Hasta luego.