5 años corriendo minimalista

Se cumplen 5 años desde que el minimalismo entró formalmente en España de la mano de nuestro blog, y desde entonces poco o mucho ha cambiado el asunto, según se mire.
En algunos foros el minimalismo sigue siendo cuestionado. Sometido a las mismas preguntas que se le plantearon en un principio y que, por extraño que parezca, nunca se plantearon cuando el boom de las zapatillas amortiguadas, allá por los años 70. Si en aquellos tiempos, dichas zapatillas hubiesen sido cuestionadas, mucho habría cambiado la cosa, y seguramente hoy no estaríamos hablando del minimalismo como una tendencia.

Por otra parte, el gran público sigue estando muy alejado de todos los fundamentos (irrefutables) que apoyan al minimalismo, descalcismo o correr con la técnica natural. En parte, por la intoxicación a la que se ven sometido. Existen cientos de artículos hablando sobre minimalismo, pero en la mayoría es difícil discernir los argumentos de la paja, sólo buscan hacer ruido y confundir al lector. Dicen que el minimalismo no es la panacea ¿exista algo que lo sea?, pero la cuestión no es esa. La cuestión es clara y concisa. Nacimos sin zapatos, no necesitamos calzado sobreprotector para caminar o correr, y no puedes pretender pasar de 0 a 100 de un día para otro, de 40 años de hipercalzado a un calzado mínimo.

Además, no podemos dejar al lado a las marcas (a.k.a. ventas). Durante un tiempo estuvieron jugando al ratón y al gato. No sabían si subirse al carro del minimalismo (ej. Nike, Adidas, Saucony…) o atacarlo (Asics). En definitiva, jugaron un papel importante, intoxicando aún más a los consumidores. Disfrazaron parte de sus zapatillas con la etiqueta de minimalistas o natural running, pero sin aclarar lo que vendían. Simplemente hablaban de correr de forma más natural.

Pero el temporal para las marcas ha pasado y las aguas han vuelto de nuevo a su cauce. El mercado se muestra otra vez suave y apacible. Aquello que zarandeo las bases de sus negocios ha sido anestesiado a base de marketing, cuando no extorsiones.
Su único fin es vender, vender y vender. Se trata de generar dinero si más. No buscan la salud, ni evitar molestias o lesiones. Cada temporada disfrazan sus zapatillas de tecnología, vídeos rimbombantes y promesas vacías. Y no les echo en cara que quieran vender, sino el que mientan para hacerlo, el que engañen a sus clientes.

A pesar de todo esto, el atletismo popular ha cambiado mucho desde que entró el minimalismo. Existe un pensamiento crítico que antes no existía. Se cuestionan las zapatillas y todas sus características desde un prisma más amplio que desde el obsoleto -pronador, supinador o neutro-; y por supuesto la técnica de carrera, la forma en la que nos movemos cuando corremos, que a la postre es la gran beneficiada, pues amortiguados o minimalistas ya tenemos claro que hay que correr con una técnica correcta.

Nada volverá a ser como antes. El minimalismo/descalcismo es una tendencia en alza y así seguirá. No se le puede poner vallas al campo, como tampoco se puede negar la evidencia o hebidencia de miles de corredores que han visto cómo sus lesiones quedaron atrás y cómo su cuerpo ha cambiado para bien.

Y este es mi punto de vista de estos 5 años. En lo personal mi quimera se ha materializado en una realidad. He superado todas las expectativas que algún día me hice como corredor popular, y lo más importante y el motor del cambio, al fin puedo correr sin molestias y, por ahora, sin lesiones.

6 Comentarios

  1. El minimalismo está pasado de moda, ahora lo que se lleva es el maximalismo!!!

    Fuera de bromas, muchas felicidades por el 5º aniversario.

    La sensación que yo tengo es que ese boom inicial se ha ido apagando. La mayoría de los que conozco que probaron las zapatillas minimalistas o correr descalzo han vuelto a las zapatillas tradicionales o se han quedado en un punto intermedio con zapatillas tipo Saucony Kinvara o Nike Free.

    Lo que no niego, es que esta tendencia nos ha enseñado a muchos a correr mejor y además nos ha hecho ver que el problema no es el calzado, sino la técnica. Sólo por eso, el minimalismo ha valido la pena.

    • Hola, felicidades por los 5 añitos. Espero que sean, no 5, sino 5000 años…
      Respecto al comentario de Jose Glez, yo creo que gran parte de culpa es el rechazo que la sociedad tiene con todo lo que no sea “normal”.
      Yo estoy en plena transición, y cuando voy rodando con las huaraches la gente me mira los pies con cara de “¡¡lleva una bomba pegada al pecho!!” y otros con la típica risita… Esto es parecido, en mi opinión, con el tema de los alimentos cancerígenos, al principio eras un ratito si no los consumías, y ahora cada vez, parece que son más aceptados. Un saludo…

    • Buenas,
      como bien dices el problema es la técnica, pero uno de los grandes culpables de que no sea correcta es el calzado, sobre todo las zapatillas convencionales o con excesiva amortiguación. Ten en cuenta, que todas las zapatillas influyen en la técnica de carrera, incluso las minimalistas, aunque éstas mucho menos.
      Si quieres correr bien (y no partes de una buena técnica) con unas zapatillas amortiguadas le tendrás que llevar la contraria a tus reflejos, por lo que los movimientos serán conscientes…y ya sabemos que es muy dificil mantener la concentración durante algunos minutos.

      Nos vemos

    • ¡Enhorabuena por el quinquenio!

      Lo que me agrada desde que empecé en esto del minimalismo hace en torno un año y ocho meses es ahora somos menos “rara avis”.

      Vale, seguimos siendo minoría y sigue habiendo gente que nos mira con escrupuloso escepticismo e incluso mofa los más irrespetuosos(no se puede agradar a todo el mundo), pero los corredores más involucrados ya conocen el término minimalismo, ya sea de oídas, de algún artículo de internet, etc). Ya saben que otra forma de correr es posible, la adopten o no. Al fin y al cabo, todo el mundo no está dispuesto a sacrificarse por el cambio y todos los que corremos lo hacemos por puro placer. Por esto, deberíamos olvidarnos de guerras comerciales y ser, ante todo, compañeros de afición.

      Corro descalzo algunas ocasiones y sip, soy minimalista y la verdad es que cuestiono mucho el que el minimalismo no sea lesivo. Creo que es otra forma más de edulcorar la realidad.

      Cualquier entrenamiento mal planificado (sobre entrenamiento, falta del descanso adecuado, sobre intensidad, etc) produce lesiones independientemente del calzado que se use.

      Los posibles grupos musculares con predominio de lesión varían en función de múltiples variables, entre ellas la técnica de carrera y el calzado, pero es cierto: gracias al minimalismo y apelando a la sensatez en los entrenos el cuerpo se resiente menos, las rodillas no sufren, recuperación es más pronta y tus pies se fortalecen cada vez más de forma perpetua (entre sus múltiples beneficios). También aprendes a escuchar mucho más las señales que tu cuerpo te manda cuando , si continuas por mal camino, te vas a lesionar (como hacer caso omiso del dolor y las molestias) y asumes aprendes a asumir tus limitaciones.

      En ese sentido, el minimalismo te hace correr más “con los pies en el suelo” (nunca mejor dicho) porque o aceptas a regañadientes que en la transición todo conlleva un proceso lento adaptación y debes olvidarte de casi todo lo aprendido anteriormente, o será tu cuerpo el que te detenga en forma de lesión, pero se disfruta como si fuesemos niños.

      Sólo quiero concluir (menudo tostón el mío) con que antes de pasarse al minimalismo se debería leer mucho y recibir mientras más cantidad de información posible mejor para hacer las cosas bien. Ésta página contribuye enormemente a ello.

      ¡Felicidades de nuevo y saludos para todos!

  2. Me gusta mucho la reflexión. Muy de acuerdo. Sobre todo el punto de los orígenes y la poca capacidad de cuestionarse si lo que comprábamos era bueno, saludable o no para nosotros.

    Creo que todo se empezó a cuestionar con el acceso a internet. Una herramienta cada vez más democratizada, inmediata y disponible desde cualquier sitio/dispositivo.
    Antes tenías que creerte lo que veías en la televisión o en las calles y tiendas. Algo que las personas asimilaban sin rechistar.

    Ahora pueden cuestionar, opinar, debatir cualquier cosa dentro de las olas del ciberespacio. Pero la realidad es que el campo de batalla solo ha cambiado de plano. Esto es algo que las marcas han sabido usar: si antes reforzaban su imagen en las calles, ahora en las redes. Y si alguien intenta desacreditarla, ellas aparece a golpe de “talón-ario” (grandes campañas, banners, famosos, community managers, etc.) y bombardea cualquier competencia (sea marca o nuevo movimiento/tendencia) con imágenes de corredores felizmente amortiguados con la misión, como bien dices, de sólo vender y vender.

    Por esto mismo, aquel indeciso que va a empezar a hacer deporte, se fiará de aquel que tenga más presencia y lleve más tiempo en el mercado (sinónimo inconsciente de garantía y calidad).

    Como dijo un amigo mío: «¿Cómo van a estar equivocados Nike y Adidas después de tantos años?»

  3. Anatómicamente se nota la diferencia de correr con un tenis con amortiguación de 5 cm. o tenis minimalistas, el aquileano y la pantorrilla se estiran más y como consecuencia la fuerza que necesita la pierna para hacer el movimiento de carrera es con mayor soporte por la manera en que los músculos y tendones intervienen; el uso de los tenis debe ser paulatino y gradual para evitar lesiones ya que después de tantos años de no hacer el movimiento natural de las piernas estas pueden lastimarse.
    “En gustos se rompen géneros” pero la evidencia es la que debe predominar.
    Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here