• RSS
  • Youtube
  • Twitter
  • Facebook

En ocasiones hemos traducido y compartido con ustedes algunos artículos del podólogo americano Nicholas Campitelli. Sus opiniones están bastante bien consideradas en el mundo del barefoot/minimalismo y siempre aporta algún nuevo dato o ideas para la reflexión. Esta vez traemos un caso extraído de su propia consulta, en el que describe el cambio físico producido en los pies de una paciente debido al uso de calzado minimalista y al abandono del calzado tradicional y prótesis ortopédicas.

El proceso, más o menos resumido, es como sigue:

La paciente llegó a la consulta con 34 años, con pies planos flexibles, posición en valgo del hueso calcáneo (el talón girado hacia adentro desde una observación posterior) y una deformidad de la rodilla en valgo (rodillas juntas). Sus síntomas eran dolor en las rodillas y en la espalda baja. Usaba plantillas ortopédicas rígidas que le habían recetado para realinear el arco del pie con el hueso del talón.

El protocolo que siguió el doctor fue indicar a la paciente la eliminación de la ortopedia de manera gradual durante los entrenamientos (de los que realizaba media sesión sin ellas y la otra media usándolas), incrementándose la cantidad poco a poco cada semana, hasta que fue capaz de correr sin las plantillas de manera cómoda. Posteriormente, se sustituyó el calzado de control de movimiento (zapatillas de running tradicionales) por calzado deportivo minimalista (en este caso se usó un modelo con “zero drop” de la marca New Balance Minimus). Se hizo también de una manera lenta y controlada, utilizando la “regla del 10%”, que viene a significar un incremento del 10% en el uso de dichas zapatillas minimalistas en el kilometraje semanal; se trabajó de la misma manera que con las plantillas, es decir, se usaba en la primera parte del entrenamiento la zapatilla minimalista y se terminaba con la tradicional, reduciéndo su uso paulatinamente, como se ha dicho.

El profesor Campitelli  comenta que evidentemente, es un caso anecdótico, pero que sirve como ejemplo de los cambios a los que se pueden ver sometidos los pies adultos, como resultado del fortalecimiento y reconducción postural. Hay que tener en cuenta que sería demasiado simple decir que la mejora es producida por el uso de calzado minimalista, ya que más bien habría que especificar que es el resultado de trabajar el pie de manera “correcta”, sin usar apoyos ni controles externos, favoreciendo su fortalecimiento, y eso sí que se consigue con una zapatilla minimalista.

El ejemplo de las fotos es el resultado después de 2 años de uso continuado de calzado minimalista, aunque de todas maneras, el doctor y su equipo se está preparando para publicar otro estudio que mostrará conclusiones objetivas en otro ejemplo de 6 meses sin utilizar plantillas, cuñas ortopédicas ni calzado con control de pisada o movimiento.

Antes de usar calzado minimalistaLa alineación del talón

Las fotos de abajo muestra la mejora en la alineación si el hueso del talón conocido como el calcáneo . Se puede ver que en el 2012 el calcáneo estaba inclinado hacia el interior, como resultado de tener debilitado el músculo … que conducía a un colapso del arco longitudinal medial. En 2014 el calcáneo es ahora más recto y verticalmente orientado. Este es el resultado de tirar de un músculo abductor más fuerte y acortando entre el dedo gordo del pie y el hueso del talón que mejora el arco y endereza el talón o el hueso calcáneo .

arco lateral antes de usar calzado minimalistaArco Laretal

El siguiente es un ejemplo se aprecia la disfunción de tendón tibial posterior. Al observar el pie a partir de una vista posterior (2012) se podía ver mucho más la parte exterior delantera del pie, lo que demuestra una debilidad o colapso del arco plantar lateral. En la imagen de 2014 se puede ver que la columna lateral o exterior del pie lo ha realineado y los dedos ya no son visibles.

arco medial antes de usar calzado minimalista

El Arco Medial

Finalmente examinamos el arco longtitudinal medial, al que la mayoría de las personas se refieren cuando dicen que tienen un “pie plano”. Para simplificar, la altura del arco estará ausente o tocando el suelo en alguien con una musculatura del pie muy débil. Aquí podemos ver en el 2012 que la altura del arco presente en la parte interna del pie era prácticamente inexistente. Después de 2 años de fortalecer el pie y la musculatura de las extremidades en el 2014 ahora hay un aumento en la altura del arco bastante notable.

En resumen, y repitiendo que es algo anecdótico, no deja de ser un reflejo de los cambios físicos que se producen en los corredores que realizan una transición correcta hacia el calzado minimalista (o hacia el correr descalzos); además, este es sólo un ejemplo documentado con pruebas fotográficas que el profesor, ha visto en su consulta. Pero, ¿por qué es esto tan importante?… Pues porque es una prueba más (ya perdimos la cuenta), y en este caso documentada fotográficamente de que correr con zapatillas minimalistas puede fortalecer la musculatura intrínseca del pie, cambiando la forma del arco y del propio pie.

http://www.drnicksrunningblog.com/two-year-long-case-study-demonstrating-an-increase-in-arch-height-from-running-in-minimalist-shoes/

8 Responses so far.

  1. ruben dice:

    Hola, muy interesante. Sólo hay algo que no entiendo: si es una persona con pies planos qué es lo que se derrumba del arco plantar? derrumbarse hacia adonde si ya está en el suelo? Creo que ese es un problema de personas (como yo) con valgo de tobillo y a la vez arcos muy altos, que en determinada fase de carrera el arco se derrumba estrepitosamnete dando lugar a una pronación brutal. Y eso, muy a mi pesar no lo he corregido ni con minimalistas, ni plantillas ni zapas correctoras…

    • jomani dice:

      Supongo que no se corregirá pero hará que la musculatura de los pies soporten y estabilice el tobillo a la hora de que el pie tenga contacto con el suelo. El problema creo que no es tanto como sean tus pies, sino que los estabilizadores naturales hagan un buen trabajo.

      El cuerpo es eficiente y si lo estabilizamos de forma exogena el no crea estabilizadores.

  2. drop0 dice:

    Una vez más un gran artículo objetivo y con datos. Lástima que los miembros de revistas como RUNNERS no quieran leerlos. Si lo hicieran se ahorrarían reportajes vergonzosos como el de la sección de material de este mes. Medias verdades o medias mentiras para confundir al personal. Lamentable.

  3. Alfonso dice:

    Hola

    Primero de todo, el caso puede resultar interesante, pero NO es un estudio. Es un único caso, presentando fotos desde diferentes ángulos que no puede llevar a NINGUNA conclusión.

    Si de una curiosidad se quieren extraer conclusiones, pues adelante, pero no es el buen camino. Si el Dr. Campitelli quiere hacer ciencia, que la haga, que presente ese caso a cualquier revista del mundo, y jamás le aceptarán el artículo. Primero, pone las rayas donde a el de la gana, en el caso post, la raya que marca el apoyo de talón, no sigue el tendón de aquiles, por lo que la medición no es válida.

    Puede ser que una persona tenga ese efecto, pero no puede extrapolarse a todo el mundo. O alguien probaría un nuevo fármaco porque a una sola persona en el mundo le fue bien?

    Alfonso

    • Neopodiatrist dice:

      Las mediciones son correctas y pueden ser extrapoladas si existen condiciones similares. Probablemente este paciente tenga un pie plano por una “mala” función de un músculo que frena la pronación (tibial posterior). Si se le plantea unos buenos ejercicios de fortalecimiento junto con la carrera minimalista, en este tipo de pacientes (en insisto que solo en este caso) habrá una mejora sustancial.
      El problema reside en que muchos pies no son planos solo por eso… En cada caso hay que actuar de una forma. Este clínico lo que ha hecho muy bien es pautar lo que este paciente necesitaba.

  4. Tonim dice:

    Hola

    Es un ejemplo para cuando el tipo de pie acompaña. Seguramente el paciente pronaba por un tibial posterior débil. Correr minimalista le venia como anillo al dedo para fortalecer ese músculo.