Para no perder la costumbre y seguir estando informados de todo lo que tenga que ver con correr descalzos y las zapatillas minimalistas, hoy voy a compartir con ustedes un nuevo estudio cuyos resultados parecen arrojar un poco más de luz (si cabe) con respecto a la relación existente entre esta manera de correr y el fortalecimiento de los músculos del pie. Además, por si fuera poco, entre los miembros de la investigación se encontraba el ínclito doctor Lieberman, referencia básica para cualquier investigación sobre este tema. En realidad, la investigación está realizada en el Departamento de Antropología de la Universidad de Cincinnati por medio de la investigadora Elithabeth Miller y su equipo (entre los que se incluye, como dijimos, Daniel Lieberman).

Básicamente podemos decir que el estudio muestra y demuestra que correr con zapatillas minimalistas (y por implicación, correr descalzo), fortalece realmente los músculos del pie, y para poder hacer esto, el procedimiento que siguieron fue estudiar las distintas medidas de los principales músculos del pie (mediante resonancias magnéticas) y comprobar cómo variaban mientras que los individuos sujetos a estudio corrían con zapatillas minimalistas durante un período de tiempo. Dicho así suena bastante abstracto, así que entremos en detalles.

Participaron 33 corredores sanos divididos en dos grupos, uno que calzaría zapatillas deportivas tradicionales y otro experimental que calzaría zapatillas minimalistas. Antes de empezar y después de 12 semanas de entrenamiento, se les midió la fuerza en los músculos del pie (en concreto el abductor del dedo gordo, el flexor corto de los dedos, y el abductor del meñique), además de la rigidez del arco plantar y por supuesto, los datos cinemáticos de su técnica de carrera.

Músculos del pie

Durante el proceso se tuvo muy controlado el aumento paulatino del kilometraje, respetando así los principios básicos de la “transición” que todo corredor descalzo/minimalista debe conocer, hasta el punto de que al finalizar el estudio, los corredores del grupo que usaba calzado minimalista estaba haciendo un 60% de kilómetros de lo que hacían antes de someterse al estudio. Pero aún así,  este grupo en concreto mostró un aumento de volumen y de área en los músculos del pie en un 20% aproximadamente. Además, los corredores minimalistas mostraron un aumento del 60% en la fuerza ejercida por el arco plantar.

Merece la pena hacer referencia a algunos datos:

– En ambos grupos (los calzados con zapatillas convencionales y los que usaban minimalistas) mostraron un alargamiento de la musculatura, aunque el estudio no explica cuál es la causa.
– El ángulo de aterrizaje del pie en los corredores con zapatillas convencionales no varió durante la investigación, mientras que en los que usaban zapatillas minimalistas pasó de 9º a 3º (aterrizando más con la parte delantera del pie). Básicamente se pude decir que casi todos los corredores que usaban zapatillas minimalistas cambiaron su pisada pasando a aterrizar con el antepié, aunque algunos no lo hicieron.
– Los corredores minimalistas podía elegir entre las New Balance Minimus Road 10 o las Merrell Pace-Trail Glove, y este aspecto es criticable ya que las primeras tienen 4 mm de “drop“, mientras que las segundas son totalmente planas…
– Curiosamente, los que eligieron las New Balance con 4 mm de “drop” fueron los menos propensos a aterrizar con el antepié, además de mostrar menos beneficios en el aumento de la musculatura del pie (este dato es muy interesante).

En fin, más cifras, más estudios, más demostraciones y más críticas, evidentemente. 😉

Estudio: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2095254614000374
Fuente: http://ahcuah.wordpress.com/2014/05/19/dr-lieberman-strikes-again/

7 Comentarios

  1. Los resultados de este estudio son creíbles y no son de extrañar. Llevo años estudiando la mecánica de la carrera y es obvio que a mayor rigidez de terreno o de la suela de la zapatilla, mayores fuerzas se deben transmitir del terreno al atleta a igualdad de esfuerzo. Y al final esto repercute en los músculos y tendones, que se tienen que hacer más gruesos y fuertes.

    De todas formas, adaptaciones simulares ocurren en corredores que habitualmente corren en hierba o arena y pasan a correr en asfalto o tartán. La planta de nuestro pie no sabe si la amortiguación viene de la zapatilla o del terreno. En este sentido, nuestros tejidos son ciegos.

    Pero que el correr descalzo o minimalista o por terrenos rígidos sea un estímulo extra para nuestra musculatura, no debe llevarnos a defender que debamos correr todos los días descalzos ni sobre terrenos duros. Yo propondría que se hicieran estudios que no compararan exclusivamente a amortiguación, sino también otras variables como el drop. Creo que 0 drop es deseable siempre, casi sin excepciones, pero 0 amortiguación no es deseable. Al contrario, es conveniente alternar el correr en terrenos duros con terrenos blandos y buscar alternancia de estímulos a lo largo de la temporada. Me parece que esto último no se suele tener muy en cuenta en los ámbitos donde se defiende el minimalismo. No basta con decir que el minimalismo no es la panacea. Hay que decir también que en ocasiones, para rendir más y acumular volumen, no siempre es posible hacerlo en terrenos duros y con nada de amortiguación. Nuestros tejidos tienen un límite y en el entrenamiento no sólo entrenamos la fuerza de nuestros tejidos, sino las aptitudes metabólicas, la coordinación muscular y otras cosas. De modo que alternar sesiones descalzo o con calzado mínimo con sesiones en terrenos blandos (como arena) o intermedios (como hierba o tierra) es vital para nuestro progreso y para una mejora equilibrada de nuestras aptitudes.

    Y aprovecho para decir que para ser esta página una página nacida y apoyada desde los fundamentos más rígidos del minimalismo, se dan consejos bastante sensatos y el minimalismo se ha hecho, al menos aquí, más abierto de miras, lo que es de agradecer.

    • Estimado Antonio, el concepto de correr descalzo no se realiza esclusivamente por asfalto o terrenos duros. Yo particularmente y creo que la mayoria de los minimalistas, lo realizamos por terrenos variados, cesped, arena, tierra, e incluso alternado estos mismos en la misma salida. Al correr con zapatillas se practica de igual modo la alternancia de terreno. De por sí, se estimula la musculatura con estas alternancias, pero esto es algo habitual que realizamos los corredores minimalistas.

  2. Desde mi punto de vista, este estudio está condicionado. Me explico, Lierberman es consultor reconocido de Vibram Five Fingers y trabaja con ellos, es como si volkswagen hace un estudio sobre sus motores, si después del estudio ven que sus motores dan fallos, lo admitirían y publicarían? lo dudo mucho.
    Un estudio científico debe ser neutral sin ánimo de lucro y en este caso para mi tiene un valor nulo siendo objetivos.
    Hay varias cosas que hacen que este estudio no sea fiable:
    – No comenta han sido recogidas las muestras bajo qué criterio.
    – A los corredores minimalistas se les proporcionó un manual de ténica de carrera para que aumentasen la cadencia y evitasen zancadas largas, a los otros corredores con calzado tradicional no.
    – Comentan que la rigidez disminuye la deformación??????
    Fuera aparte que este estudio ha sido discutido en distintos blogs y la gran mayoría concuerda que no es un estudio fiable ni cumpla con las normas del Consort Statement para que sea un estudio de referencia científica.

    • En ciencia se publica los resultados, ya sean los esperados o no, de esta forma la comunidad científica puede aprender de los ensayos realizados. Por otra parte, Lieberman es un reconocido científico cuyo nivel está a la altura de los que ha logrado un premio Nobel, tiene publicaciones en las revistas de mayor índice de impacto.

      • En ciencia se ha visto con ciertos estudios que se cambian los datos, además creo que no has entendido lo que he comentado en mi anterior, lo que comento es que Lieberman (como si ha ganado un premio nobel o no) realiza un estudio para una marca en la cual trabaja, no es ético, los estudios han de ser neutrales para que así no exista ánimo de lucro que afecten a los resultados.

    • Los estudios son lo que son, y tienen sus limitaciones y sus sesgos. Pero al menos AHORA HAY ESTUDIOS. Antes del boom del minimalismo creo que pocos estudios se cuestionaban estas cosas.

      De todas formas la ‘conclusión’ del estudio es:

      ‘These results suggest that endurance running in minimal support footwear with 4 mm offset or less makes greater use of the spring-like function of the longitudinal arch, thus leading to greater demands on the intrinsic muscles that support the arch, thereby strengthening the foot.’

      Eso es algo que ya sabemos todos los que hemos pasado a correr minimalista, porque lo hemos vivido. A saber: que esta forma de correr te obliga a hacer un mayor uso de las funciones elásticas del pie, obligando a un mayor trabajo en los músculos que soportan el arco plantar. Como consecuencia de todo esto, se fortalecen los músculos del pie.

      Vamos, que no están diciendo que han demostrado que correr descalzo es la panacea ni todo lo contrario.

      • Estoy de acuerdo que todos los estudios tienen sus limitaciones, pero este estudio tiene demasiados fallos como para ser considerado un estudio relevante o de referencia. Si quieres puedes consultarlo mejor aquí donde hacen una buena crítica del estudio. http://www.runresearchjunkie.com/minimalist-muscle-strength/

        Por otro lado, piensa que en los resultados mostraron que ambos grupos mejoraron el tamaño en MRI del flexor corto de los dedos y el abductor del quinto sólo en el grupo minimalista, lo que quiere decir que correr con calzado tradicional no “debilita” el pie sino que lo hace “más fuerte”. A la vez, en el estudio midieron la fuerza antes y después de 6 grupos musculares. El grupo con calzado tradicional mejoró en 1 grupo muscular y los otros 5 grupos musculares fueron iguales. El grupo con calzado minimalista mejoró en 3 grupos grupos musculares. La altura del arco fue igual en ambos grupos y no varió después del estudio.

        Sinceramente, no creo que sean datos tan aplastantes como para sacar las conclusiones que los autores han hecho. Quiero decir que posiblemente los autores se hayan “extralimitado” en sus conclusiones a partir de los datos reales obtenidos en el estudio. No es una evidencia aplastante para concluir que el zapato minimalista sea superior al convencional.

        Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo del minimalismo. Es muy posible que mejore la fuerza de la musculatura intrínseca del pie (tiene todo el sentido teoricamente), pero hay que pensar que el correr con un calzado tradicional también lo mejora. En mi opinión la clave está más en el contacto de antepie o de retropie inicial.
        Corredores con contacto inicial en el antepie teoricamente tendrán más tendencia a utilizar más su musculatura intrínseca que los que conctactan inicialmente con el retropie, independientemente del tipo de calzado que usen (este es un factor de confusión que no se analizó en el estudio).

        Finalmente, piensa que tener una musculatura plantar intrínseca puede que no sea algo necesariamente beneficioso para el corredor. Desde el punto de vista teórico puede que aumentar la musculatura intrínseca plantar evite el riesgo de ciertas lesiones, aunque esto todavía nunca se ha demostrado en ningún estudio, pero puede que aumente peso del pie y el consumo metabólico del mismo.

        Un saludo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.