• RSS
  • Youtube
  • Twitter
  • Facebook

Por más que pasa el tiempo, hay cuestiones sobre las que la ciencia parece no ponerse de acuerdo. Si estuviésemos hablando de temática cosmológía o de cualquier otra materia conceptualmente compleja, podría entender la disparidad de opiniones y criterios, pero cuando nos referimos a nosotros, a los seres humanos, me sigue pareciendo sorprendente que después de tantos siglos de ciencia, y sobre todo con los últimos avances, todavía haya conceptos sin resolver en nuestro maravilloso cuerpo y sigan apareciendo nuevos descubrimientos. En cualquier caso, sí es cierto que pese a las dudas, siempre hay tendencias que indican el camino que finalmente toman los descubrimientos, aunque para ello tenga que pasar el suficiente tiempo como para desterrando las creencias erróneas que, por otro lado,  siempre se mantendrán vivas gracias a los intransigentes, a los nostálgicos y a los incrédulos.

Al hilo de esto, me gustaría recordar un artículo que publicamos en esta misma web hace algo más de un año, en el que hablábamos sobre los tipos de estiramientos y  su conveniencia. En él poníamos de relieve distintas teorías y opiniones sobre los estiramientos estáticos y dinámicos, fueran realizados antes o después del entrenamiento. Como siempre, dejábamos la puerta abierta a que cada uno experimente  por su cuenta y tome decisiones al respecto, además de contar con las interesantes aportaciones posteriores de los lectores en forma de comentario; creo que merece la pena ser leído de nuevo.

estiramientos antes de la carrera

Y este recordatorio viene a servir de introducción a un estudio publicado hace unos meses por un grupo de investigación de la Universidad de Tampa (Estados Unidos), en el que pretendía demostrar cómo afectan los estiramientos estáticos antes de una carrera corta (en este caso, la distancia recorrida fue de una milla sobre cinta y con un 5% de desnivel positivo). El porqué de este recorrido tan corto es debido a que en estudios anteriores ya se ha demostrado que los estiramientos previos a la carrera pueden empeorar el rendimiento, pero suelen afectar negativamente a partir de los 5 o 10 minutos de empezar el ejercicio.
Los sujetos utilizados para el estudio fueron 10 corredores de cross-country de la NCAA, realizando el test con y sin estiramientos previos (6 ejercicios estándar mantenidos durante 30 segundos cada uno), y los resultados que arrojaron las pruebas fueron que las carreras después del estiramiento mostraron peores tiempos que las realizadas sin estirar. Además, y quizás aquí esté la parte más importante de todo el estudio, es que los tiempos de contacto con el suelo fueron mayores en las pruebas realizadas después de estirar (relacionado con la fatiga); la activación muscular también fue mayor después de realizar los estiramientos lo que puede sugerir que los corredores necesitaron de más fibras musculares para conseguir llegar a la misma velocidad, lo que significa, de nuevo, un empeoramiento del rendimiento en carrera.

Si eres un corredor de maratones, estos datos no tienen ninguna importancia (en principio), pero si corres distancia cortas (millas), es evidente que sí. Aunque en cualquier caso, es otra prueba más, aunque sea específica, de cómo los estiramientos justo antes de correr afectan negativamente al rendimiento y desarrollo de la carrera.

Salud!

Estudio
Fuente

5 Responses so far.

  1. Peluko dice:

    La verdad es que desde que eliminé las sobrecargas musculares gracias a la técnica ‘natural’ perdí la necesidad de estirar y no estiro (y la verdad es que nunca me ha gustado). De eso ya hace cinco años y no he tenido ningún problema, al menos ninguno que pueda achacar a la falta de estiramientos. Me alegra que los estudios científicos arrojen luz sobre los temas que antes dábamos por supuestos sin más.

    Ahora solo estiro cuando llevo todo el día sentado delante del ordenador.

    Hasta luego.

  2. Suliman dice:

    Pues ya somos dos, a mí me pasaba exactamente igual que a ti.

  3. Antonio dice:

    De todos modos, era sabido desde años atrás que con los estiramientos pasivos de cierta duración se pierde fuerza. Este estudio no es la prueba. Simplemente es una prueba más de algo que ya estaba ampliamente aceptado entre entrenadores: no estirar antes.

    Otro debate es el de la utilidad de estirar después. Yo no lo hago y tampoco lo veo aconsejable, pero sobre los estiramientos post entrenamiento es más complicado diseñar estudios que constituyan una prueba sólida acerca de si estirar es beneficioso o perjudicial de cara a recuperarse y afrontar el entrenamiento del día siguiente. Mi opinión es que la incidencia es poca, pero no estirando rebajamos riesgos, estresamos menos el músculo tras el entrenamiento (no olvidemos que el estiramiento es una fuerza que opera contra el músculo que pretendemos estirar, y una fuerza nada desdeñable) y no perdemos rigidez en nuestros tejidos elásticos, sabiendo que aquí rigidez equivale a fuerza. No somos gimnastas rítmicas, se trata de corredores.

  4. rafa dice:

    buenas

    Parece evidente que con vistas a lograr mejores tiempos, el estiramiento no sirve para mucho, ni antes ni después de la práctica del ejercicio.

    En mi caso, aunque alguna vez estiro un poco al finalizar una carrera, nunca antes.

    Aun así, el problema cuando se hacen estimientos (deportivos), es que la mayoria de las veces se practican mal. Las razones son muchas, quizás porque la mayoría de la gente solo sabe como se hacerlos por el boca a boca, or imitación de otras personas, fotos de revistas, etc.

    Estirar no es forzar, es relajar (puede sonar raro raro, pero es así). Hay que concentrarse en la respiración, que esta sea profunda, intentando expirar a la vez que realizamos la máxima extensión de la postura. Hay mucho más, pero precisamente ocurre que mucha gente fuerza y eso es contraproducente, por lo que es mejor no hacer nada antes que eso.

    Y hablo de estiramientos deportivos, en prácticas como el yoga una parte son las asanas que son en la práctica estiramientos, aparte de profundizar mucho más en otros aspectos(respiración, concentración, etc)

    Hacer estiramientos de forma eventual ayuda a mantener o mejorar la flexibilidad, y como yo lo veo, lo deseable sería llegar a una edad avanzada con una buena capacidad de la misma, un ejemplo es la cultura tradicional oriental. Hay que tener en cuenta que de niños todos tenemos una flexibilidad absoluta, pero con el tiempo la vamos perdiendo por la edad y favorecida entre otras cosas por pasar mucho tiempo inmóviles sentados en butacas, asientos varios, dormir en superficies muy blandas, etc, aunque sea cómodo no es lo más saludable. Un ejemplo sería que ancestralmente pasábamos mucho tiempo en cuclillas como forma de sentarnos, cosa que ahora nunca hacemos o muy poco.

    Tengo que decir que todo esto me recuerda al tema del minimalismo; cuando me preguntan si con estas zapatillas/sandalias consigo mejores resultados, tengo que responder que no las uso para bajar tiempos, sino por las sensaciones que transmite, que es mucho más saludable o que disfruto mucho más así.

    Un saludo

  5. jose mari dice:

    mejorar la flexibilidad depende para lo que se necesite, esta demostrado que en corredores el aumento de flexibilidad en cadena posterior hacer perder eficiencia y fuerza en la carrera. los estiramientos pasivos no los veo como para aconsejarlo, apuesto por un “tira y afloja” trabajar el rango articular utilizando la musculatura antagonista, x ejemplo con entrenamiento de pilates un par de veces en semana lo veo efectivo ya que se hace un entrenamiento integral de rango articular, fortalecimiento de la musculatura estabilizadora y reeducación postural.

    Un saludo