Daniel Llieberman y tarahumarasMuchos de ustedes conocerán al profesor Daniel Lieberman, sus estudios biomecánicos, y lo que éstos significaron para el mundo del running, o por lo menos, para los que les quisieron prestar atención. En caso de no haber oído hablar de este señor (ya que sabemos que no todos nuestros lectores son corredores, corredores minimalistas/descalzos, o sencillamente corredores “informados”), Internet y este mismo sitio web están llenos de información y referencias a su trabajo. Con una simple búsqueda, estoy seguro que la curiosidad se verá satisfecha sin mucho esfuerzo.

Otro nombre que aparecerá en los siguientes párrafos es el del pueblo mexicano Tarahumara. Si no los conocen -por las razones anteriormente citadas-, invito a los curiosos a leer en el enlace para situarse correctamente antes de abordar el tema de este presente artículo.

El caso es que hace algunas semanas se publicó el último estudio científico del profesor Lieberman y su equipo, titulado “Strike type variation among Tarahumara Indians in minimal sandals versus conventional running shoes”, o algo así como “Variaciones en la pisada de los indios Tarahumara usando sandalias y zapatillas convencionales”. El objetivo de dicho estudio era en sí mismo, bastante curioso. Pretendía observar los cambios producidos en la pisada de los indios Tarahumara mientras corrían con el calzado que usaban tradicionamente (huaraches) y con calzado deportivo “moderno” (amortiguado).

Se analizaron los datos de 23 corredores Tarahumara; 13 de ellos que usaban habitualmente huaraches y 10 que usaban zapatillas convencionales. Se tomaron referencias en vídeo además de datos de la forma de los pies y el arco plantar, y los resultados fueron los siguientes:

Entre los individuos que usaban huaraches, hubo una variación sustancial del tipo de pisada (40% usaban pisada de mediopié, 30% de antepié y 20% de retropié) –no olvidemos que los huaraches tradicionales de los indios Tarahumara no son excesivamente delgados ni flexibles, ya que están hechos con viejas ruedas; los terrenos extremadamente agresivos por donde corren habitualmente hacen necesaria una protección extra para los pies-. En contraste, el grupo de corredores que usaban habitualmente zapatillas convencionales, reflejó un 75% de individuos con pisada de retropié, y un 25% de pisadas de mediopié. Además de estas cifras, se observó que los corredores que aterrizaban con el antepié o el mediopié, lo hacían con los tobillos más “sueltos”, y las rodillas y caderas más flexionadas que los corredores que aterrizaban con el retropié, además de que los corredores con calzado convencional corrían con una “sobrezancada” mucho más amplia. Los datos extraídos de las medidas de los pies y los arcos plantares indicaron que los corredores que usaban habitualmente zapatillas convencionales tenían el arco plantar sustancialmente más debilitado que los que usaban huaraches.

La conclusión que se extrajo fue que los datos refuerzan los de estudios previos, en los que se observaba que existía una variación clara de patrón de pisada entre los corredores que usan zapatillas minimalistas  y los que usan calzado deportivo convencional. Además, apoya la hipótesis de que el uso de zapatillas minimalistas influye claramente en el fortalecimiento de los pies y modifican aspectos de la forma de correr del individuo.

En definitiva, estamos ante otra evidencia más –y esta vez tomando como objeto de estudio al famoso pueblo de corredores mexicanos- de cómo influye en la anatomía y en la forma de correr el uso de zapatillas minimalistas; de cómo el patrón de la pisada se ve claramente afectado por un simple cambio de calzado; y de cómo la musculatura del pie se debilita al usar zapatillas convencionales de manera habitual.

tarahumara

Recordemos que se trata de un estudio científico, no de un panfleto publicitario ni nada por el estilo. En él no se hace ningún tipo de recomendación ni se dice si es mejor correr de una manera o de otra, simplemente es una recolección de datos, seguido de un análisis y una puesta en común.

Las verdaderas conclusiones las debe sacar cada uno, de manera particular y por su propia experiencia.

Enlace al artículo: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2095254614000350

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here