• RSS
  • Youtube
  • Twitter
  • Facebook
Historia de un invidente minimalista: No sólo vemos con los ojos
Best Apps
foto CORRER descalzo

    Nuestro amigo, y forero habitual de CorrerDescalzos.es, Emilio Sáez (Evocion), a quien tuve el placer de conocer en persona en el Encuentro Barefoot de Montilla 2.013, nos relata su experiencia como corredor, y en especial como corredor descalzo en el recién publicado libro La Aventura de Correr Descalzo.  

propósito

Basándome en el tipo de preparación física, me gusta distinguir dos grandes grupos de corredores populares: los que siguen un plan de entrenamientos preestablecido por ellos mismos, por un entrenador personal, extraído de alguna web, etc., y los que no, es decir, los que entrenan a su aire sin una programación previa. Los integrantes del primer grupo intentan cumplir sus respectivos planes de manera estricta (o no tanto) por diversas…

portada motivación correr descalzo-minimalista

Una forma de expresión y afirmación   manifiesto personal minimalista por Tío La Chancla (trasunto de Rasbatan y Pie Rojo)     Índice -La vuelta a empezar y “El libro” -Descubriendo el piriforme: mi primer experimento minimalista -En busca de la libertad y del pasado -Pie Rojo a por el tesoro perdido -Transición: primeras recompensas y sufrimientos -No estoy solo: “With a Little help of my friends” -La transformación: el…

motivación correr descalzo-minimalista

Aquí os dejamos el texto ganador del 3er Premio de nuestro concurso, escrito por Fernando, en el que nos explica su motivación para correr descalzo-minimalista de la siguiente manera:   MI MOTIVACIÓN PARA CORRER DESCALZO Cada salida que hago es el motivo de la siguiente salida: Suelo húmedo o soleado, barro entre los dedos, manto de agujas de pino, suelo duro y punzante o suelo blando, amable y delicioso, pinchazo…

correr en niebla

Esta página nace de la pasión de un corredor, de un corredor mediocre e ilusionado por mejorar día a día, pero al mismo tiempo de un corredor frustrado por múltiples lesiones. Durante años mi pequeña carrera se veía entorpecida por distintos dolores, una vez era la rodilla, en otra ocasión los aductores y así hasta un largo etcétera que hicieron que el desaliento y la desilusión fueran fieles compañeros; hasta…